spa_para_ninos

Tiempo de descanso: Sesión de Spa para Niños – Titinos

Creemos que solo los adultos vivimos estresados y cansados con el trabajo y las obligaciones de cada día, y aunque las responsabilidades y compromisos son muy diferentes, los niños también experimentan niveles de ansiedad y estrés dependiendo de las actividades que realicen.

En Titinos estamos comprometidos con en bienestar de papitos y niños, por eso el día de hoy queremos invitarte a realizar un Spa para pies en la comodidad de tu hogar y en donde incluyas a tus niños. Te garantizamos un momento de calidad y descanso con tus niños y con un bajo presupuesto.

  1. Crea un ambiente relajante. Elige el lugar donde quieres realizar el spa para ti y tus niños y atenúa las luces. Pon música que sea relajante. Si deseas, enciende unas velas y asegúrate de tener listos y a la mano todos tus materiales, como toallas, exfoliantes, lociones y chanclas. 
    1. Puedes hacer el spa para los pies en cualquier lugar: en tu habitación, el baño, la sala, etc.
    1. Los sonidos de la naturaleza, la música clásica y la música zen son muy relajantes. Pero todos somos distintos. Si piensas que algún otro género musical es más relajante o hay canciones que le gusten mucho a pus niños, ponlas para tu spa.
  2. Llena una tina de plástico con agua tibia. Cualquier recipiente de plástico del tamaño suficiente para contener ambos pies te servirá. También puedes utilizar una tina diseñada especialmente para los spas para pies si prefieres algo más sofisticado.
    1. Considera la posibilidad de añadir algunas canicas o piedras lisas al fondo de la tina. De este modo, podrás hacerlas rodar con los pies y darte un masaje de pies y va a ser más llamativo para los niños.
  3. Añade las hierbas, sales o aceites de tu preferencia. En este punto puedes echar a andar tu creatividad. Puedes optar por algo tan simple como añadir un puñado de sales de Epsom o sal marina o por algo tan sofisticado como preparar un baño de leche. A continuación, te sugerimos algunas ideas para empezar:
    1. Si te gustan las burbujas y quieres pies más suaves, echa un poco de espuma de baño.
    1. Añade 10 gotas de aceites esenciales para perfumar el agua y disfrutar de la aromaterapia. Algunas buenas opciones son la menta, la lavanda o el limoncillo.
    1. Si quieres darle al spa un aspecto más bonito, añade al agua unas hojas de menta o un puñado de pétalos de rosa.
  4. Sumerge los pies en el agua por 10 a 15 minutos. Coloca la tina frente a la silla favorita de tu pequeño, siéntalo y acomódate también, luego metan los pies en la tina. 
    1. Asegúrate de que tus pies y los de los niños estén limpios, ya que el agua sucia no es muy relajante. Si están sucios, primero enjuágalos en la ducha, la bañera o lavadero.
  5. Exfolia los pies con un cepillo corporal o un cepillo para manicura después de sumergirlos. Al cabo de 10 a 15 minutos, es hora de exfoliarte. Utiliza un cepillo para manicura o un cepillo corporal pequeño para realizar un tratamiento simple.Para ti, centra la exfoliación en los talones, ya que es la zona con más callos, para tus pequeños utiliza el cepillo en toda la planta del pie y entre los deditos.
    1. Si utilizaste el cepillo para pies, enjuágalo con el agua del baño de pies.
    1. Para los talones muy callosos, utiliza una piedra pómez.
    1. Mantén los pies sobre la tina para poder salpicarles agua cada vez que sea necesario.
  6. Continúa con un masaje de pies. Si añadiste canicas a la tina, frótalas moviendo los pies de arriba a abajo, o hacer un masaje tradicional con las manos.
    1. No es necesario preocuparte por realizar el masaje de forma correcta, como si fueras un profesional. Haz lo que consideres más adecuado para ti y tu pequeño.
  7. Sécate los pies con suavidad y aplica un hidratante. Primero sécalos dando toquecitos con una toalla limpia y suave. A continuación, masajea con una loción corporal en los pies. En caso de no tener una, puedes utilizar crema para el cuerpo, aceite corporal o incluso aceite de bebé. Ponte un par de medias de algodón para sellar el hidratante. Lo ideal es dejar las medias puestas durante toda la noche.
    1. Omite las medias si vas a hacerte una pedicura.
  8. Si deseas, puedes hacer una pedicura para ti y tu pequeño. Restriega debajo de las uñas de los pies con un cepillo para manicura para limpiarlas y luego córtalas con un cortauñas. Sécate los pies con una toalla limpia y limpia las uñas con quitaesmalte para retirar cualquier aceite. Aplica el esmalte y deja secar todo antes de proseguir.
    1. Si necesitas empujar las cutículas, hazlo con un moldeador de cutículas o un palito antes de la aplicación del esmalte.
    1. Después de aplicar el esmalte, es recomendable esperar 45 minutos como mínimo antes de ponerte zapatos cerrados.

Y listo, has pasado un momento agradable con tus niños, has consentido tus pies y los de los pequeños y cuidado la higiene de ambos. Inténtalo y tanto tú como tus pequeños quedarán renovados para el día siguiente.