formas-de-atar-cordones

Cómo enseñarle a los niños a amarrar los cordones

Amarrarse los cordones ahora nos parece fácil, pero hubo un día en el que fue muy difícil, ¿Recuerdas? Para los niños, atarse los cordones supone un gran paso, pero complejo.

Existen muchos consejos para enseñar a los niños a atarse los cordones. Desde la clásica historia del conejo que entra en la madriguera hasta la creación de una plantilla con agujeros para que el niños practique. Aquí tienes algunos de los trucos más utilizados a la hora de abandonar los zapatos con velcro y enseñar a los más pequeños a atarse los cordones:

1. La historia del conejito: Le dices al niño que debe hacer una cruz con los cordones. Luego, doblar cada cordón de la zapatilla para formar dos orejas de conejito. Pero los conejitos quieren entrar en su madriguera. Para eso, deben dar la vuelta entre sí para entrar juntos y pasar a la cueva por el agujerito.

2. Plantilla para atar los cordones: Dibuja en una hoja el pie de tu hijo. Para eso sólo tienes que pedirle que se ponga de pie y dibujar el perfil de su pie sobre un papel. Lo recortas y lo pegas en un cartón o cartulina. Con esta plantilla puedes crear una zapatilla con agujeros y meter un cordón para que tu hijo pueda practicar todas las veces que quiera.

3. Rima para aprender a atarse los cordones: Existe una rima que hace referencia a la historia del conejito y que dice así: ‘Los cordones se sueltan si no los sabes atar. Te cuento un secretito y muy pronto aprenderás. Tomando las dos puntas una cruz has de formar. Pasa uno por la cueva y ahora lo estirarás. Observa, verás, se formó un nudo. Llévalo hasta abajo sin ningún apuro. Toma un cordón, forma una orejita. El otro lo abraza y se mete en la cuevita. Cuando ya estén las dos orejitas, con un nudo en el medio quedarán más bonitas’.